El liderazgo siempre ha sido una cualidad indispensable para la gestión de equipos de trabajo, gracias a esta, se logra el funcionamiento óptimo de una clínica, departamento o proyecto. Un buen líder es la figura responsable de la obtención de objetivos, de la productividad y el funcionamiento de las estrategias, tanto de manera individual como grupal. Pero ¿cómo se puede lograr un liderazgo efectivo? Esta es una respuesta que más adelante te brindaremos.

Es un mito pensar que se nace con madera para ser un buen líder, esta es una idea errónea ya que esta habilidad se pueden adquirir. La práctica y dedicación son elementos indispensables que te permitirán pulir y conseguir esta destreza. Además, estas 7 claves te ayudarán a lograr un liderazgo efectivo. No olvides que todo proyecto debe contar con una persona que dé seguimiento al cumplimiento de las metas y esté pendiente de sus avances, un buen líder asume esta responsabilidad y la gestión de equipos de trabajo.

7 claves para un liderazgo efectivo

  1.  Piensa positivo

El hecho de ser positivo no significa que no veas las adversidades a las que se enfrentan, mucho menos que consideres que con actitud puedes lograrlo todo. Por el contrario, te ayuda a comprender de mejor manera cómo tomar decisiones y a aprender sobre determinadas situaciones que se manifiesten. 

  1. Sé honesto

La verdad siempre será tu mejor herramienta. Te permitirá generar confianza con tu equipo y prepararlo para las adversidades que pueda enfrentar. Siempre será necesario decir la verdad, los colaboradores no solo valorarán tu sinceridad, también sabrán cómo prepararse para cada situación. De lo contrario, si decides maquillar la realidad, las situaciones pueden complicarse y podrías perder la confianza de tu equipo.

  1. Fija metas

Tu equipo tiene que conocer cuál es el objetivo que hay que cumplir y debe tener claros sus propósitos para comprender qué se espera de cada uno de ellos. Un buen líder debe comunicar las misión, visión y por supuesto, la estrategia que se debe llevar a cabo para alcanzar la meta. Puedes comenzar fijando objetivos a corto plazo, para que se cumplan a través de tareas pequeñas y permitan obtener resultados en poco tiempo, de esta manera comenzarán a concentrarse en algo específico, para después modificar el ritmo y trabajar en conseguir metas más grandes.

  1. Delega

Los líderes no trabajan solos, requieren de un equipo que los apoye y actúe con él para conseguir los logros. Un buen líder confía en su colaboradores y permite que aporten ideas y actúen solos, para que el trabajo en equipo resulte eficiente. Para asignar tareas, primero tienes que conocer a los integrantes, descubre cuáles son sus miedos, metas y motivaciones, permite que las actividades que les asignes estén alineadas, en la medida de lo posible, con estas.

  1. Inspira

La motivación es otra de las herramientas fundamentales del liderazgo efectivo, gracias a ella, las personas encuentran estímulos para alcanzar los objetivos que les son planteados. Un buen líder debe impulsar el desarrollo profesional y personal de las personas, para fomentar una mayor productividad. También debe concentrarse en inspirar y transmitir pasión a los colaboradores. 

  1. Aprecia los logros

No solo se trata de apreciar aquellos que dejan una gran huella, sino también de valorar los que pueden ser considerados como “pequeños”. Es importante hacerle saber a tu equipo que cualquier logro, sin importar su tamaño, es apreciado y celebrado por todos. De esta manera continuarás inspirándolos y valorando el trabajo que realizan.

  1. Conviértete en el mejor ejemplo

Demuestra que tú también trabajas duro para llegar a la meta, que el esfuerzo no solo recae en tu equipo. Toma responsabilidades y asúmelas, predica con el ejemplo. Recuerda que debes ser guía y no solo una persona que impone actividades.

Es importante que tomes en cuenta que la razón de ser de toda empresa nunca debe ser exclusivamente monetaria, sino también enfocarse en trascender, permanecer en la mente de las personas y que cada vez sea más grande su presencia entre los consumidores.

Construye un liderazgo efectivo

La clave del liderazgo efectivo se concentra en las conductas que ayudan a animar a los colaboradores y a reforzar sus ideas. De acuerdo con la Escuela de Negocios y Dirección, la transparencia es un aspecto que impulsa el comportamiento de los colaboradores. En tanto más honestidad exista con las personas, habrá mayor disposición por parte de los colaboradores para realizar acciones voluntarias que favorezcan al equipo y por supuesto, a la empresa.

Aunque la comunicación es considerada como una habilidad blanda, es indispensable para cualquier organización y es capaz de generar un impacto pronunciado en cualquier estrategia. La comunicación por parte de los líderes hacia su equipo, puede influir hasta en un 80% sobre la productividad del mismo,lo que hace a esta destreza algo necesario para el liderazgo efectivo.

Para un liderazgo efectivo también es importante la transparencia, la comunicación, el acceso a la información, escuchar a las personas, hacerles saber el valor que tienen dentro del proyecto y para la empresa, decir la verdad y sobretodo; admitir los errores que se cometan, pero a la vez, buscar soluciones para que las estrategias sigan a flote.

Recuerda que un liderazgo efectivo te puede ayudar a conseguir tus metas de manera adecuada, con los recursos necesarios. Un buen líder es la pieza que permite el funcionamiento óptimo de un equipo de trabajo. 

2 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like