¿Has atendido a pacientes con hipocondría digital? Quizá lo hayas hecho y te interese saber de qué manera se puede combatir este trastorno. Te invitamos a seguir leyendo para que conozcas una alternativa para educar a las personas en temas de salud.

¿Qué es la cibercondría?

El término “cibercondría” se utiliza para definir el comportamiento de una persona, que busca de manera constante información médica en internet, para comprobar si los síntomas que padece o cree tener, se relacionan con una enfermedad grave. En algunos casos, este rastreo de información se realiza para generar un autodiagnóstico, debido al fácil acceso a la información y el anonimato de las búsquedas.

La cibercondría se considera como una evolución de la hipocondría, la cual ha sido clasificada como un trastorno somatomorfo, los cuales, a su vez, se han asociado con trastornos como la ansiedad o la depresión.

Algunos datos que debes conocer sobre la cibercondría

También se le conoce como hipocondría digital y se caracteriza porque quienes la padecen, asocian malestares leves con enfermedades graves, debido a que relacionan los síntomas que leen en internet. Alfredo Whaley Sánchez, coordinador de la Clínica de Género y Sexualidad del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón De la fuente Muñiz, señaló en una entrevista para el Economista que 14 de cada 100 mexicanos ha experimentado, al menos una vez en su vida, un proceso de somatización.

De acuerdo con el III Estudio de Salud y Estilo de Vida realizado por Aegon, más de la mitad de los encuestados admitió haber buscado información en internet o redes sociales para autodiagnosticarse. Incluso, este estudio reveló que las principales fuentes a las que las personas acuden para disipar sus dudas son los motores de búsqueda como Google y las redes sociales como YouTube, Facebook e Instagram. Sin embargo, solo el 22% afirmó que confía en la credibilidad de la información que obtiene.

Se estima que el 70% de las noticias falsas sobre salud se difunden por redes sociales como Twitter. Además, un estudio realizado por Facebook descubrió que de los 10 artículos que más se compartían en dicha red, 7 de ellos eran engañosos o contenían información falsa. 

En este mismo sentido, el primer Estudio sobre Bulos en Salud, realizado por el Observatorio de Bulos de Salud en Internet y Doctoralia, señaló que:

  • 2 de cada 3 profesionales de la salud han atendido a pacientes que recurrieron a ellos debido a una noticia falsa.
  • 77% de los médicos considera que WhatsApp y las redes sociales han incrementado la difusión de información falsa sobre temas de salud.

Las consultas de salud más recurrentes 

De acuerdo con Doctoralia, una plataforma que se encarga de conectar a pacientes con profesionales de la salud, estas son las 5 dudas más frecuentes que realizan los mexicanos.

Analgésicos

El 45% de los visitantes busca información sobre analgésicos, antiinflamatorios y antiespasmódicos. Principalmente indagan sobre su funcionamiento, la dosis que se deben ingerir y los efectos secundarios que se pueden producir.

Sexualidad

La mayor parte de las dudas se relacionan con métodos anticonceptivos, riesgos de embarazo y enfermedades de transmisión sexual. Al menos el 31% de los usuarios realizó búsquedas de este tipo. 

Estudios

Los estudios de laboratorio representan en un 20% los temas que le interesan a las personas. Generalmente se busca información sobre costos, características e interpretación de los resultados.

Bebidas alcohólicas

Tanto las bebidas alcohólicas como las sustancias nocivas se posicionan como un tema de interés para los usuarios. Las principales dudas que se manifiestan son respecto a la ingesta de alcohol y el uso de estupefacientes durante la administración de medicamentos. Este tipo de búsquedas representa el 10% de las consultas más recurrentes.

Cirugías

Costos de realización, seguimientos, intervenciones, anormalidades y el tiempo de recuperación son los datos que más se consultan. Este tipo de información representa el 10% de las principales búsquedas.

¿Cómo evitar la cibercondría?

En ocasiones, la saturación de la información puede generar opiniones y perspectivas erráticas en los pacientes, sin embargo, es la misma información la que puede combatir este tipo de actitudes. ¿A qué nos referimos con esto exactamente? a que el contenido es la mejor herramienta para educar a la población, sobre temas relacionados con su salud, pero no se trata de cualquier contenido, sino de aquél que es generado y difundido por profesionales de la salud.

Como muchas otras industrias, el sector salud se enfrenta a una gran cantidad de información falsa en internet, pero a través de estrategias de marketing digital se pueden revertir los efectos. Y el marketing de contenidos es un gran aliado para combatir la desinformación, evitar la cibercondría y educar a los pacientes sobre su salud, de manera adecuada.

El marketing de contenidos es una estrategia de marketing digital, ideal para informar adecuadamente a las personas e impulsar tus servicios como profesional de la salud, tanto si te diriges a un público específico u ofreces servicios médicos de manera general. Sin duda, este método  te ayudará a generar un impacto positivo en tu marca, incrementar el nivel de engagement con tus pacientes y obtener una mayor conversión online para tu clínica.

Es importante destacarle a los usuarios que el internet no es por sí solo una fuente de diagnósticos, ni de tratamientos que puedan sustituir la opinión de un profesional de la salud, pero sí es un medio por el cual se pueden mantenerse en contacto con un médico que les brinde la asesoría que necesitan.
Si quieres saber de qué manera puedes implementar estrategias de marketing de contenidos para combatir la desinformación, evitar la cibercondría y ganar mayor visibilidad en la web, acércate a Anatomy Of Brand, te diremos cómo puedes lograrlo.

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like